De la pluma del pastor

La voz de Ezequiel el profeta se trata de una potente voz de advertencia que clamó en el más sombrío cautiverio. De una guía en medio de la desolación y el quebrantamiento. Una esperanza proclamada por sobre la peor de las crisis: la pestilencia, el hambre y la espada. Un ungido, actual y urgente mensaje de nuestro Eterno Padre que hoy – con toda claridad- llega hasta nosotros.
El profeta Ezequiel fué un joven llevado cautivo a la tierra de Babilonia durante los setenta años de exilio. Nabucodonosor lo había llevado cuando la nación de Judá fue llevada cautiva.
Ezequiel es el primer profeta del exilio en Babilonia.

Ezequiel vio el terrible pecado de Judá y la pena causada por abandonar al Eterno Yahweh. “El alma que peque esa morirá” (18:4) es equivalente al sumario del apóstol Pablo, “Porque la paga del pecado es muerte.
La voz de este profeta se escucha hasta nuestros días…..

Ezequiel 22:26 Sus sacerdotes

  • quebrantaron mi ley, y
  • contaminaron mis santuarios;
  • entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia,
  • ni distinguieron entre inmundo y limpio;
  • y de mis sábados escondieron sus ojos,
  • y yo he sido profanado en medio de ellos

La Torah en su concepto de Shabat, nos habla que al detenernos de hacer trabajos en Shabat por un día, nos salimos de las ataduras del tiempo terrestre, donde no hay cambios en la naturaleza de las cosas, no hay trabajo, no hay interferencia humana, no hay tiempo.
El Shabat bíblico simboliza la victoria del hombre sobre el tiempo; el tiempo es así suspendido. Esto nos ayuda a entender porque Yeshua el Mashiaj, dijo, “El Hijo del Hombre es Adon(Señor) del Shabat (Mateo 12:8). Recuerden amados la Escritura…

“Si por causa del Shabat

  • apartas tu pie para no hacer tus deseos en mi día,
  • y lo llamas delicia,
  • glorioso,
  • santo de YHWH,
  • y lo honras,
  • no haciendo nada conforme a tus caminos,
    • ni según tu voluntad,
    • ni hablando palabras ociosas,

entonces pondrás tu confianza en YHWH, y hare que andes por lugares altos de la tierra, y te alimentare con la heredad de Yacob tu padre; porque la boca del YHWH lo ha dicho. Isaías 58:13,14.

Por toda esta base bíblica he entendido que debo celebrar el Shabat, agradando así a YHWH y a su Hijo Yeshua el Mashiaj, mi Salvador y Señor.

Deje que la bendición del Día de Reposo entre en su hogar, llenando de gozo su vida y la de su familia. ¡Shalom Ubraja! (Paz y bendición)

Edwin Orriols.